Truhán y Virreyes se najan cabreaos de un acto de la “Universitat d’Estiu” independentista

News

Truhán y Virreyes se najan cabreaos de un acto de la “Universitat d’Estiu” independentista de Prada de Conflent en el que se pedía la abolición del castellano en Cataluña

“¡Cómo! ¿Que no hay Casera? ¡Pues nos vamos!”, dicen que les oyeron decir mientras daban un gran portazo. Y además, en castellano.

Los diputados de E??RC y JX3%, Grabiel Truhán y Estuardo Virreyes, abandonaron muy disgustados un acto titulado “La Llengua de la República”, celebrado el pasado día 22 de agosto en la Universitat Catalana d’Estiu de Prada de Conflent, como muestra de su desacuerdo por las tesis defendidas en dicho acto, en el que se reclamaba la abolición de cualquier estatus de cooficialidad para el castellano y su completa desaparición del sistema educativo catalán (como si ahora el castellano tuviese ya alguna presencia significativa en las escuelas catalanas, más allá del recreo), así como el “apagón digital” de todas las cadenas españolas de televisión, en la futura República Catalana independiente.

Dichas propuestas recogían, básicamente, las previamente formuladas en el denominado “Manifesto Koiné”, firmado por un numeroso grupo de filólogos, lingüistas, escritores y traductores afines al nacionalismo y generosamente subvencionados por el Régimen Postpujolista, el pasado mes de abril de este año, y que son también las defendidas, entre otros, en el libro “El bilingüisme mata”, publicado por el filólogo y traductor Pau Vidal en enero del año pasado.

“Esto no se le hace a gente de bien como nosotros”, afirmaba Virreyes moqueando y entre gimoteos. “Nosotros somos charneguitos buenos. No sólo aceptamos la inmersión lingüística y el “dret a decidir”, que con eso ya tragan hasta los “botiflers” de Iniciativa y los lerrouxistas de Podemos, sino que también defendemos la DUI, el RUI, el DIU, y hasta la píldora del día siguiente obligatoria en caso de encamarse accidentalmente con la Arrimadas tras una noche de borrachera.” “Como me los encuentre yo por algún callejón oscuro de Santako, se van a enterar de lo que vale un peine, esos catalufos de la Koiné de los cojones. Que me lo han hecho llorar al Virreyes, con lo buena persona que es, y a eso no hay derecho”, añadía por su parte Grabiel Truhán, agachando la barbilla y mirando así como para arriba como si estuviera a punto de embestir, en la mejor de las poses matoniles sacadas de su “book” de fotos de chicos malotes barriobajeros de musical de Broadway, que siempre repasa cuando le toca participar en una tertulia de la tele o cuando tiene intervención de relumbre en el Congreso.

“¡Pues claro que no hay derecho”, continuaba Virreyes entre vivos sollozos. “Con la currada que nos hemos pegado nosotros desde nuestro chiringuito del Súmate, vendiendo la moto de que la futura República Catalana independiente iba a ser un oasis multicultural, multiétnico y multilingüístico, donde los charnegos íbamos a cortar el bacalao como el lobby judío o la Mafia italiana, perdón, los honrados hombres de negocio italoamericanos, en los Estados Unidos, ahora van estos arrauxats lletraferits como el Pau Vidal, con eso de que el bilingüismo mata, y le dejan al aire todas las vergüenzas al Procés, como si estuviéramos en una vulgar platja nudista de Sitges…” “Eso”, apuntalaba Truhán, “El Vidal ese, que traduzca Montalbanos y se deje de joder la marrana”.

Se cree que la próxima iniciativa de Truhán y Virreyes será solicitar, oficialmente, la adhesión del Instituto Cervantes a la Associació Catalana de Municipis per la Independència.

Deja un comentario