Podemos evoluciona hacia una confederación de Taifas

News

Extremadura, próxima confluencia nacionalista desgajada de Podemos

En Podemos siguen con su proceso de crisis política y disgregación territorial. Así, mientras en Madrid se ponen a la greña pablistas y errejonistas al grito de “¡Proceso, Adelante!” (que suena algo así como “¡A por ellos, que son pocos y cobardes!”), y en Galicia el “En Marea” del independentista Beiras se merienda con grelos a los cuatro podemistas que por allí andaban peregrinando en pos del Apóstol (del apóstol Pablo, claro), en Cataluña, el líder de los podemistas locales, Albano Dante Fachín (no se rían, que se llama así de verdad) se hace fotos aguantando la estelada, emparedado entre el alma sensible y ploranera del Procés, Oriol Junqueras, y la diputada Anna Gabriel de la CUP (ya saben, la del flequillo de Playmóbil), mientras la alcaldesa DiAda Colau le lanza una OPA a los morados para integrarlos en su nuevo partido, ese que no va a ser independentista pero que apoya la independencia, junto a lo que quede de Iniciativa per Catalunya, y al siempre querendón Joan Josep Nuet de Esquerra Unida i Alternativa.

Estando así las cosas, y teniendo en cuenta las noticias recogidas anteriormente en Charnego News respecto al reconocimiento de un posible “derecho a decidir” del conjunto de las regiones ricas del país, para que puedan librarse de una vez del lastre y rémora que para sus cifras macroeconómicas representan regiones pobres, improductivas, atrasadas y subvencionadas como Extremadura o Andalucía, ya han comenzado a oírse voces en estas últimas reclamando, también para sí mismas, ese maravilloso “dret a decidir”, especie de bálsamo de Fierabrás, que parece ser la panacea a todos los problemas habidos y por haber en todo el mundo mundial.

Arrehuntaos Poemuh de Extremadura.

Así pues, y visto el aparente éxito de la experiencia de las “Confluencias” de Podemos en Galicia, Valencia y Cataluña, la dirección regional de Podemos en Extremadura también se está ya planteando el crear una nueva fuerza política, a imagen y semejanza de los “En Marea” o “En Comú”, aunando para ello a todas las fuerzas de la “Nueva Política», altermundistas, izquierdosillas pero que no quieran parecer de la izquierda casposa de toda la vida, y sobre todo nacionalistas, que hoy por hoy es lo que más mola, para convertirse en la alternativa a los representantes de la Vieja Política, que son todos los demás, y aspirar no sólo a gobernar la Región, sino a transformarla en una Nación soberana como Dios manda; porque los extremeños y las extremeñas –tal como ha afirmado una fuente anónima del partido– “no tenemos por qué ser menos que nadie”.

“Extremadura –sigue nuestra fuente anónima– tiene una historia trimilenaria que se remonta a los mismos orígenes de Tartessos, como demuestran las emblemáticas “Estelas de Guerrero” del Museo de Cáceres, o las muchas otras que se exhiben también en el Museo Arqueológico Estatal (mal llamado “Nacional”) de Madrid, y cuya devolución ya estamos pensando en reclamar, siguiendo el ejemplo de las obras del Románico de Sijena o los papeles de Salamanca. De las minas de Logrosán, en la comarca de las Villuercas, procedía el estaño de las legendarias Cassitérides, y sus riquezas permitieron la erección de fastuosos palacios como el de Cancho Roano. Posteriormente, vettones y lusitanos dejaron en ella su impronta, y marcaron el carácter irreductible de caudillos (con perdón de la palabra) como Viriato frente a los invasores romanos; y éstos mismos, también reconocieron su singularidad, otorgándole la condición de Provincia, cuya capital sigue siendo la misma de la actual Comunidad Autónoma, y futuro estado soberano.

El proyecto, sin embargo, y tal como indican sus promotores, va más allá del simple mimetismo organizativo. “Pretendemos recuperar la idea de la Gran Extremadura, con toda la historia que tenemos, que no se reduce, como algunos pretenden, tan solo a la conquista de América. Nosotros conquistamos América para los españoles, y ahora tenemos que reconquistar Extremadura para los extremeños”.

La Gran Extremadura la constituyen aquellas tierras que se reconquistan, como su nombre indica, “más allá del Duero”. “Extremadura es una realidad nacional oprimida por Castilla, Cataluña y el País Vasco”. Es más que la actual Extremadura comprimida y oprimida. Es un proyecto que anclado en el pasado apunta al futuro. Por ello dentro del grupo promotor se ha creado una Comisión de la Memoria Histórica para que reconstruya el relato que se nos ha ocultado durante siglos, con la gran mentira de la Conquista.

También se ha creado la Comisión de la Deuda Histórica con Extremadura que “pretende cuantificar el expolio histórico de nuestra nación” en palabras de nuestro interlocutor.

Las primeras reivindicaciones que se plantean desde la nueva formación es, entre otras, reclamar un acceso directo al mar a través del río Tajo, con las correspondientes compuertas de nivel, para facilitar la navegación de los grandes barcos: “tanto los de turistas ávidos por descubrir una naturaleza virgen y una historia única, como para incrementar el comercio de nuestros grandes productos únicos en el mundo, desde el jamón ibérico de bellota, la torta del casar, la patatera, el arroz de Don Benito o los vinos de ribera del Guadiana.”

También se reclama la creación del “Instituto Extremeñu del Palrá Castúo”, imprescindible para recuperar la identidad a través de la injustamente maltratada lengua propia.

Álvaro Jaén, actual líder de Podemos Extremadura y seguramente de la nueva formación “Arrehuntaos Poemuh de Extremadura”, afirmó en el Parlamento extremeño, con motivo del día de Extremadura (8S): «Hay que sacar la bandera para reclamar lo que nos deben”. El portavoz de Podemos pide «voluntad política» para revertir la situación en una Extremadura «estancada». «La excepcionalidad del momento marca la agenda política (…) no es momento de excepciones, sino de “abrir nuevos caminos y otros cauces”. Afirmó igualmente que Extremadura se siente “diferente al resto”, y que los extremeños desean ser «dueños de su destino». En línea con otros dirigentes regionales de Podemos y sus confluencias, en el Día de Extremadura ha recordado que éste “es un día de identidad”. Porque, a falta de un proyecto realizable y coherente, la identidad vale siempre lo mismo para un barrido que para un fregado.

4 comments

Deja una respuesta