En el nuevo carnet catalán figurará la etnia del titular

News

“¿Que si con el nuevo carnet catalán pretendemos repartir carnets de ‘buenos’ y de ‘malos’ catalanes? ¡Claro que sí!”, aseguró Carles Puigdemont.

Lo que parecía una entelequia ya es realidad. La Generalitat destinará nueve millones de euros a editar un carnet de identidad de la “República Catalana”, que estará vinculado a la tarjeta sanitaria y que además servirá de tarjeta de servicios en un futuro estado independiente catalán. Algo que no ha pillado de sorpresa a la mayor parte de la opinión pública puesto que… ¿Qué es un país independiente sin un carnet de identidad propio? Pues un árbol sin hojas o a lo sumo un país de gente sin sangre, como la Gran Bretaña. Es decir, el nuevo carnet era algo esperable, coherente con el llamado Procés, el proceso de desconexión del resto de España. Entonces -se preguntarán-, ¿dónde radica la novedad? Pues en los datos que figurarán en dicho documento. En ciertos países más bien anclados en lo viejuno, sigue apareciendo información como el color de los ojos o la estatura. El carnet catalán, sin embargo, es como el país: el pináculo de la modernidad. Por tanto, irá más allá e incluirá en su mitad derecha una letra en formato holograma, que señalará la etnia del titular. ¿Que es usted un devoto asistente de las manifestaciones masivas del 11 de septiembre, piensa que más allá del Ebro sólo hay mandriles que se comen sus impuestos y es aficionado a ponerse la estelada como capa, al estilo supermán? Enhorabuena: en su carnet de la “República Catalana”, figurará una enorme “C” de Carolingio. ¿Que en cambio es usted un tipo bajito, achaparrado, al que le gusta el flamenquito y lleva chándal del Real Madrid los días impares? Lo sentimos mucho: en su carnet aparecerá la letra “X”, de Xarnego.

Preguntado el president de la Generalitat si esta distinción entre ciudadanos -catalanes todos a fin de cuentas- era una “sutil” manera de repartir carnets -nunca mejor dicho- de “buenos” y “malos” catalanes, Carles Puigdemont fue contundente: “El concepto pujoliano de que es catalán todo aquel que vive y trabaja en Catalunya está completamente obsoleto. Pertenece a una parte de nuestro pasado, cuando mi partido -la antigua Convergència- mercadeaba con su voto para conseguir más y mejores ventajas para nuestro país. Pero ahora hemos pasado pantalla. Esto quiere decir que, básicamente, es catalán todo aquel que sea de nuestra cuerda. Ni más ni menos. Y como dijo Alfonso Guerra, el que se mueve no sale en la foto. Así que… en efecto, unos carnets señalarán a los buenos catalanes (los nuestros) y los otros, a los malos (los que no son nuestros)”. “¿Algo parecido a la estrella que se ponía a los judíos durante la Alemania nazi?”, se atrevió a preguntar un periodista. “No, por Dios”, rebatió rápidamente el jefe del ejecutivo catalán. “Los nuestros son de diseño”.

A continuación, el president desgranó las ventajas del nuevo carnet, haciendo distinción entre las dos etnias preponderantes en Cataluña. El carnet “C” dará derecho a descuentos en guarderías, cines, bufets libres y agencias turísticas que organicen viajes a la Cataluña francesa. El documento “X”, sin embargo, sólo permitirá descuentos en viajes a España. Sin opción a billete de vuelta, por supuesto.

Al final de la rueda de prensa, Carles Puigdemont recalcó que, lejos de considerar el nuevo carnet como una medida “discriminatoria”, era “claramente integradora”. “Integra a cada uno con los suyos, como tiene que ser”, declaró. Y adelantó que su gobierno consideraría cualquier medida legal por parte del Ejecutivo Central contra el carnet catalán como “política, antidemocrática, de estado policial y cloaca total”. “Ah, y por si aún no lo tenían claro, si hay una sentencia en contra… Nos la pasaremos por el forro dels collons.¿Queda claro?”.

One thought on “En el nuevo carnet catalán figurará la etnia del titular

Deja una respuesta