“Yo soy la Susana de España”

News

Se lo advertí al muñeco este de Pedro Sánchez, cuando lo aupé a la secretaría general del PSOE: “Nene, cuando estés en la poltrona, acuérdate siempre que es de bien nacidos ser agradecidos. ¿Capici?” Pero claro, el Nene era guapo, alto, tenía tipo… Y con los guapos no hay manera. Se creen que el Partido es como la discoteca: que cuando entran en la pista, las mujeres vamos  perdiendo las bragas por donde pasan. Qué ingenuo, el Muñeco. A mí me va a toser. A mí, que me he comío crudo a más de un señorito andaluz; a mí, que me he bregao en el partido que lleva gobernando Andalucía desde que la televisión era en blanco y negro y había solo la primera cadena y la UHF; el partido que tanto ERE y tanto PER ha repartío por el mundo adelante con lo que eso supone de gente agradecida, que te tira piropos y flores y te lleva en caballo blanco enjaezao por la Feria de Abril. ¿A mí? ¿A mí me va a toser el pollopera éste? Mira lo que te digo: tengo yo más testosterona en medio ovario que el guaperas este en su metro noventa, con sus dos cositas colgando. Y no es por , pero con el Pedro he hecho un trabajo fino, cosa mala. Fue salir el Capo Felipe a dar la orden de matar, que allí que me fui, con mis valientes barones (que en su justo momento serán recompensados). Sin mojarme demasiao, amagando, ahora que sí, ahora que no -vamos, en mi estilo- lo he cogío y lo he ahostiao hasta dejarlo irreconocible. Como tiene que ser, que para eso fue creación mía. Yo lo subí, ¿no? Pues yo lo he bajao del burro, ea.

Dicen que muerto el perro se acabó la rabia, pero no es verdad. Es que los socialistas somos así. Pedrito tiene amigos, y ahora al que me gustaría coger por la papada sería al bailarín. ¿Qué quién es? El bailarín es el gordito, hombre, Miguel Iceta. Siempre tan civilizado él, tan lleno de seny. Y digo Miguel, sí, con “g”. ¿O es que ahora me van a enseñar idiomas esos cuatro mataos del PSC? Cuatro señoritangos catalanes, que no se han levantao a currar a las seis de la mañana en la vida, hablando de socialisme y liderando un partido de charnegos, de obreros nacidos al sur de Despeñaperros. ¿Pero qué se han creído? Aquí vais a pasar todos por el aro, como que me llamo Susana. Si me he cargao a un pibón de metro noventa, que traía locas a las nenas y a los votantes de izquierda, a mí una peonza humana como Iceta, un calvorota en mangas de camisa bailando como en el Instituto no me dura dos minutos. ¡Como hay Dios! Palabra de Susana. Susana de España.

Deja una respuesta