Iker Jiménez: “El Procés catalán está más allá de todo entendimiento”

News

“Está claro que es el fenómeno Para-normal más inexplicable que se ha dado en Cataluña en las últimas décadas”, ha declarado el popular presentador y director del programa Cuarto Milenio.

“Todavía me acuerdo de lo que dije cuando mis colaboradores me trajeron por primera vez el dossier sobre el llamado Procés catalán: esto no hay dios que lo entienda”, confiesa Iker Jiménez, presentador y director del famoso programa Cuarto Milenio.

Estas han sido las rotundas declaraciones que el popular investigador de fenómenos para-normales ha hecho recientemente con ocasión del 11º aniversario de la primera emisión de su programa, en la cadena Cuatro. Este canal comenzó su programación el 7 de noviembre de 2005, e Iker Jiménez estuvo presente desde el principio. Iker reconoce que le apasiona todo lo relacionado con el Proceso Independentista catalán: “No sé qué carajo es. Es un fenómeno que nunca se manifiesta igual. A veces toma la forma de DUI (“Declaración Unilateral de Independencia”), a veces de RUI (“Referéndum Unilateral de Independencia”), a veces de RPI (“Referéndum Pactado de Independencia”)y a veces de “Déjame llorar un poquito por lo que tienen los Vascos, el Pacto Fiscal”. Y a pesar de esta multiplicidad de formas, que despista al más pintado, ha generado una fe que roza el fanatismo. Y un número de fieles que alcanza casi a la mitad de la población catalana. Es decir: ha creado una nueva Iglesia”.

Durante la entrevista, el investigador siguió abundando en esa comparación con el cristianismo: “Mientras las iglesias están vacías, las manifestaciones soberanistas llegan al millón de fieles. Estas manifestaciones podrían compararse perfectamente a los shows de los tele-predicadores americanos”. Y continúa: “al igual que el cristianismo, el Procés predica la llegada de un Mesías salvador que, curiosamente, nunca acaba de llegar: se llama In-Inde-Independenciá”. Un mesías que les librará, en su opinión, del “Satán-España” y les conducirá a la “Tierra Prometida”, donde “todos los catalanes cobrarán una renta mínima de 3.000 euros mensuales sin pegar palo al agua y  donde Cataluña será reconocida por fin como la gran Potencia Occidental que es, llena de emprendedores con gafas de pasta”.

Sobre la naturaleza del fenómeno, Iker sigue confesando su más supina ignorancia: “No sabemos si es una nación alienígena, el espíritu errante de un muerto de la Guerra de Sucesión (probablemente Rafael de Casanova) o incluso una alucinación colectiva, producto del visionado ininterrumpido de TV3 durante varias décadas”. Sobre lo que sí no tiene dudas es sobre la naturaleza de los portavoces de este “Procés”: “Toda iglesia tiene sus popes. Y ésta no es una excepción. En este caso, no hay duda de que Carles Puigdemont, Carme Forcadell, Oriol Junqueras y Anna Gabriel son ectoplasmas, presencias inmateriales que desde siempre se han representado llevando una sábana y aullando por las noches”.

Sobre el futuro del fenómeno, el investigador del Más Allá lo tiene claro: “Sus fieles seguirán esperando la Venida del Mesías. Y éste, para no desanimarles, seguirá adoptando nuevas formas. Y así seguirá pasando la vida”. Y concluyó: “Del fenómeno lo desconocemos todo, excepto una cosa: que es una auténtica brasa”.

3 comments

  • Se me ha caído el mito, Iker Jiménez. No hubiera imaginado nunca que una persona a la que respetaba y admiraba desde hace tantos años me decepcionará hasta tan alto extremo. El poco respeto que ha demostrado al pueblo catalán de base y a sus aspiraciones independentistas , que son legítimas, porque nos sentimos diferentes al resto de personas que viven en el territorio español. Tenemos un idioma, una cultura y sobretodo un sentimiento de pertenencia que han intentado,durante muchos años, aplastar “los españoles”. Pregunten en las calles a las gentes de a pie, gente afable y acogedora donde las haya. Aquí no hay malestar ninguno en las calles, hay respeto, al menos desde la parte independentista. Cada uno tiene su parecer pero esto no transciende en las relaciones entre conocidos, familiares, etc… la gente de la calle es más sabía. Ni mucho menos como quieren hacer creer los del PP, Ciudadanos y PSOE que de tantas mentiras como llegan a decir se van a atragantar. Aunque pongan en nuestro camino carros y carretas no nos van a parar, nuestro destino ya se vislumbra a lo lejos, ser una República independiente. Lástima de ídolo roto.

    • Querida Luz, de hecho no es usted la única decepcionada con un mito. Yo por ejemplo lo estoy con Guardiola (o Viggo Montersen, jajaja). Ahora no lo puedo ni ver, decepción total. porque no se lo tatúa el lacito, digo yo..
      Lo que pasa que Iker Jiménez ha dicho unas verdades tan incómodas, con cierta ironía claro, que enseguida los que odian a España tiene muy bien aprendido lo de tergiversar según le interese (o, lo que son capaces de ver, hasta allí llegan) y, sobre todo, ya no extraña que tengan ojos y orejas tan tapados que paren todos unos abducidos o unos extraterrestre. Así de claro!. pues eso que ha dicho Iker Jiménez, tal cual, una secta, una iglesia, un mesías, unas alucinaciones grupales, etc etc.
      Te aseguro que viajo mucho por España (hace muchos años, aunque soy italiana y vivo en Barcelona, y me sentía catalana y todo, jajaja que ilusa), Madrid sí, también, y te juro que mi experiencia, que no le valdrá a usted para nada, es exactamente lo contrario. Son los catalanes que la tenéis con los españoles, al menos ha sido así hasta ahora. Claro que desde ahora, pues, con todo lo ofensivos, agresivos, abrasivos, racistas, soberbios que están siendo los indepes… pues que quiere… hay acción y reacción, normal, es la naturaleza misma (tercer principio de la termodinámica).

      Cuando llegué con toda mi ilusión a Barcelona (2001), con mi ignorancia, de no saber poco o nada sobre Catalunya, pues le aseguro que los catalanes (no todos, gracias a Dios) no me lo pusieron naaaaada fácil, no encontré trabajo (doctora químicas industrial, experiencia, 31 años, master y 2 postgrados, 4 idiomas, pero el catalán, todavía no – pues señorita adeu). Aprendí castellano primero, claro, considerando que estaba en España, no por nada.. si salía de CAT que iba a hacer??). Hasta que una multinacional de químicas alemana (vaya por Dios) me contrató. Total, que me di cuenta de la agresividad e imposición que utilizaban muchos catalanes .. Resultado?? el catalán me lo conozco de maravilla (pero no por ellos, sino por mí) pero resulta que desde NOW, se acabó hablar catalán, se acabó bajar la cabeza, se acabó para siempre. antes muerta que sencilla.

Deja un comentario