La CUP “barre” al Rey y a Rajoy del mapa dels Països Catalans

News

“Pero en mi torre con piscina barre la ecuatoriana”, afirma la líder catabertzale Mar Ampurdanès

La presentación por parte de la CUP y sus organizaciones filiales (Arran, Endavant, etc.) del cartel con el que pedirán el “Sí” en el referéndum-farsa del próximo 1 de Octubre ha generado no poca polémica. En él, con una estética feísta y ramplona pretendidamente underground y comiquera, se ve a una dinámica jovenzuela en samarreta, bambas y tejanos –uniforme con el que los cupaires habitualmente exteriorizan su sencillez cuasifranciscana y su desprecio hacia las estructuras heteropatriarcales y burguesas–, barriendo enérgicamente un mapa de los països catalans y expulsando del mismo a Felipe VI, a Mariano Rajoy, a la infanta Cristina, al obispo Rouco Varela, y a otros diversos personajes como el torero Juan José Padilla con los que se simboliza al Capitalismo y a las herencias franquistas del Estado Español.

El cartel, por supuesto, ha suscitado la repulsa enérgica del Partido Popular y la algo más tibia del PSOE, que eran más o menos de esperar, pero también la de sus aliados independentistas del PDECAT, indignados por ver entre las figuras barridas a las de los expresidentes de la Generalitat Artur Mas y Jordi Pujol, figuras senyeres del nacionalismo catalán pero incómodamente asociadas a la corrupción y los recortes, y frente a las que los cupaires pretenderían marcar higiénicas distancias.

“¡Qué son de desagradecidos estos jovenzuelos de la CUP!”, se han apresurado a manifestar diversos líderes de la antigua Convergència. “¡Con todo lo que el President Pujol ha hecho por Cataluña… y con lo guapo y lo simpático que es l’Arturet, que decidió llevarnos a Ítaca y ha sido nuestro Mesías…! ¿Cómo puede ser que los comparen con el Aznar o con el torero ese del parche en el ojo?”

Por otra parte, también ha generado cierta polémica el hecho de que un partido como la CUP, que ha hecho bandera del feminismo más radical y militante, muestre en su cartel a una mujer asociada a un instrumento tan tradicionalmente femenino como es la escoba, en lo que parece una clara reproducción simbólica de un orden heteropatriarcal basado en una arbitraria asignación de roles de sexo. Y algunas voces han sugerido que, en lugar de ello, podrían haber puesto la escoba en manos de algún hombre viril y bregado, tipo Garganté, o bien haber representado a la joven revolucionaria del cartel manejando algún elemento más tradicionalmente masculino, como un martillo neumático o una apisonadora…

La escoba es un elemento demasiado asociado al rol de género femenino, y quizá habría sido más adecuado representar a la joven del cartel con un martillo neumático o una apisonadora.

Sin embargo, para responder a estas infundadas acusaciones ha salido rápidamente a la palestra Mar Ampurdanès, portavoz de la organización juvenil Arran, responsable de los ataques turismofóbicos contra autobuses, hoteles y bicicletas perpetrados durante este verano en Palma de Mallorca y Barcelona.

“La escoba es un símbolo del empoderamiento de la mujer”, afirmó sin titubeos la joven líder catabertzale. “En mi chalet de Palau Solita i Plegamans, por ejemplo, la que barre siempre es la chica ecuatoriana que nos hace las faenas, mientras mis compañeros y yo debatimos la estrategia de la organización tomando cubatas y bañándonos en la piscina. De ese modo demuestro la gran confianza que deposito en ella, y además quedan suprimidas de un plumazo las diferencias de clase, pues es ella quien ejerce el poder doméstico a través de la realización de las labores importantes de la casa.”

 “Antes, cuando vivía en la torreta de mis padres, en Caldes de Montbui, a veces cogía yo misma la escoba”, proseguía Ampurdanès; “sobre todo en Halloween, cuando me disfrazaba de bruja transgresora y antisistema. Pero ahora he comprendido que no sólo debemos ser revolucionarias en nuestras ideas políticas, sino también en nuestra práctica cotidiana. Y después de ello, Elizabeth Amanda me ha quedado tan agradecida que ha prometido votar sin dudarlo en el referéndum del 1 de octubre. Así construiremos entre todas una sociedad más justa e igualitaria”.

One thought on “La CUP “barre” al Rey y a Rajoy del mapa dels Països Catalans

  • Y vosotros que pensabais que la imbecilidad del procés había llegado a su máxima expresión… Pues no, os equivocabais. Lo del callejero de Sabadell supera todo lo rebuznado hasta ahora. Ni por un momento pensemos que esto ha tocado fondo. La ley de Murphy es inexorable: cuando algo no puede empeorar EMPEORA. Sólo la estupidez humana es infinita (Einstein, dicen)

Deja un comentario