EntreVista con la Realidad

Ben Trovato, EntreVistas

EntreVista de Breogán ibn Maymun

“Tras la negativa para permitir una ampliación del sanatorio de Sant Boi, se decidió una terapia de choque por la cantidad de catalanes abducidos por la ciencia ficción.”

Estamos “realmente” encantados de recibir a la Realidad en la ciudad condal; hace años que no nos visitaba y, para ser “realistas”, tampoco nos la esperábamos. Nos había citado en principio, para no ser vista y perseguida por los auténticos patriotas, en un lugar poco frecuentado (en un principio le propusimos alguna sede de UPyD), pero nos dijo que tampoco le convenía estar con otra gente que también está alejada de ella (la realidad se entiende). Al final, acabamos acordando un sitio poco frecuentado por los barceloneses, y muy discreto: una biblioteca pública de Barcelona (no revelaremos cuál).

Tras un periplo por todas las tierras de España, tras tomarse unas vacaciones con baños de humildad y paseos con los pies en la tierra, y tras una llamada de auxilio de los responsables del sanatorio de Sant Boi por overbooking, ha llegado a Barcelona dispuesta a intentar solucionar el “conflicto catalán”; ella, en sí misma (es decir, realmente), lo tiene difícil, pero todos sabemos que la realidad siempre tiene solución para todo (o eso dicen). Llegó “realmente” cansada, a Barcelona, en patinete (por lo de los recortes). La encontramos en una silla, dándose de bruces a la “realidad” (se estaba mirando al espejo), y comenzamos con una pregunta directa:

¿Qué ha hecho durante todos estos años?, díganos la verdad…

Bueno, he tenido, unos años complicados, con tareas de gran dificultad: intenté hacerle comprender a Paquirrín que no se podría postular para Míster España; fueron 5 años de intenso trabajo. También tuve que trabajar con gente de Madrid que piensa que apuntándose a un gimnasio se puede perder peso (les dije que también había que ir).Y ahí es cuando comenzaron a correr; tras de mí (para darme un castañazo). En el Ministerio de economía estuve realmente abrumada: con esas estadísticas tan falsas, pensé por un momento que no podría resolver tan enorme tarea,

Es usted muy mencionada, pero poco solicitada. ¿Por qué?

Para ser sinceros, es como el código deontológico de los partidos: realmente algunos hablan de mí a oídas, como los que decían haber visto al Rey en motocicleta ya sabe…

Qué, o quienes, les han pedido que venga aquí a solucionar este problema de dimensiones colosales?

Me alegra que me formule esa pregunta. A las 5 de la mañana recibí una llamada anónima (bueno, seamos realistas, es decir yo mismo) a través del teléfono de la Esperanza (es mi novia) de alguien desesperado: era el director del Sanatorio de Sant Boi. Tras la negativa del ayuntamiento para permitir al señor Núñez hacer una ampliación de dicho sanatorio se decidió, tras una consulta al cielo y sus respectivas oraciones, realizar una terapia de choque, dar un baño de realidad, ante la cantidad de habitantes de Cataluña seducidos por la ciencia ficción.

Increíble, realmente le ha pasado (es decir usted misma) una cosa realmente surrealista. ¿No es así?

Bueno, como le dije en la anterior pregunta, tras lo de Paquirrín me vine arriba y pensé que seria capaz de resolver cualquier altercado con la gente que padece disonancia cognitiva. O que cree que el Alcoyano puede ganar la copa de Europa. Pero viendo lo de aquí…

¿Por qué? ¿A que se refiere?

Bueno, nada más llegar aquí a la estación de Sants, bajé del tren, y había unos chicos con lazos y en medio de la vía, pensé que era un sitio muy original para hacer un botellón. En cuanto me vieron, comencé a temer por mi vida, pero en cuanto supieron que era la realidad, huyeron despavoridos. Los funcionarios de RENFE me agradecieron mi labor de desbloqueo de la vía (me regalaron un paquete de chicles). Llegué al Hostal, encendí la tele, este canal que hay aquí.. uhmm teven3, ¿no?, se llama así, ¿no? En una tertulia vi cómo una tertuliana con el cuello retorcido (como la niña del exorcista), tras escuchar la palabra “pluralidad”, realmente pensé que se le salían los ojos de la cara.

¡Vio algún scketch de la Señora Pilar Rahola?

Pues no, la verdad ¿Es humorista?

Ehmm…. bueno, dejemos el tema. ¿Qué opina del slogan “El món ens mira”? ¿Cree que se puede considerar que aquí se produce un hecho histórico de proporciones planetarias?

Pues mire, en eso tienen razón. El mundo les mira, sobre todo en las facultades de Psiquiatría y en las sedes de partidos de extremo centro. De proporciones galácticas, sí; porque algunos parecen vivir en Marte.

Es muy duro lo que dice, ¿no?

Más duro es escuchar a Cucurull afirmar que Yoko Ono nació en Palafrugell.

¿Qué fórmula aplicaría para solucionar este problema de dimensiones comarcales?

Pues una sesión continua de baños de humildad, y grapar los pies a la tierra de muchos ciudadanos. A este paso, con el estado catatónico en el que están se pueden hacer daño o hacer daño a alguien.

Hablando de naciones e identidades: ¿de dónde es usted?

Bueno, debo decirle que soy apátrida. No soy muy popular en muchos países; de un lado a otro, viajo más que muchas maletas de “Iberia”.

¿Cuánto tiempo estará por la ciudad condal?

Lo necesario para solucionar este mal de índole “comarcal”; si falla lo anterior, ya iría directamente a las duchas de agua fría y el electroshock. Además, tengo una reunión con “mediasverdades”, que últimamente me está haciendo competencia. Me encuentro muy motivada, tenga en cuenta de que demostré que Cañita Brava no era doctor en estadística, por aquello que decía de “me debes 6.000 pesetas de whisky.”

¿Por qué cree a que se debe esto que pasa en la ciudad condal?

Bueno, mucha gente me rehúye; tenia un amigo vasco que creía saber bailar merengue, o un alemán que consideraba tener sentido del humor. Suelen hacerme el vacío (como los tuperwares). Lo que sucede es que al final acaban encontrándome.

Y, para terminar: ¿Quiere decir algo para terminar esta entrevista “realmente interesante”?

Bueno: que no olviden mineralizarse ni vitaminizarse, que no pongan pie entre acera y anden en la parada de metro de plaza de “Espanya”, y que vean mucho cine español, que es de lo mejor.

¿En serio lo dice lo del cine español?

No, hombre, no… No voy a estar siempre trabajando, ¿no?

Deja un comentario