Quim Txorras se mantiene en sus trece, y traslada el Govern al castillo de Peralada imitando al Papa Luna

News

“Soy President por la Gracia de Dios, y lo seguiré siendo diga lo que diga la JEC, el TS, o el Santísimo Padre de Roma”

El president inhabilitado pero todavía en funciones de la Generalitat de Catalunya, el Molt Desagradable Quim Txorras, ha decidido mantener su desafío a la Junta Electoral Central y al Tribunal Supremo de España y anunciar su público desacato a la decisión de ambas instituciones de retirarle las condiciones de presidente autonómico y de diputado del Parlament de Catalunya.

“Soy President de Catalunya porque me han elegido los ciudadanos, porque me ha nombrado el Parlament, y porque he recibido de Dios ese encargo divino”, afirmó Txorras mientras bajaba de la montaña del Putxet sosteniendo en las manos las tablas de las Lleis de Desconnexió del 6 y el 7 septiembre de 2017, y entre truenos y relámpagos sobrenaturales añadidos a la escena por los equipos de postproducción del NO-DO de TV3 que retransmitía la escena. “Y lo seguiré siendo diga lo que diga la JEC, el TS, o el Santísimo Padre de Roma”.

(Cuando alguien intentó recordarle que la lista más votada en las últimas elecciones al Parlament de Catalunya había sido la de Inés Arrimadas, y que los parlamentarios que le habían apoyado a él sólo representaban al 47% de los votantes frente al 53% al que representaban los que le votaron en contra, Txorras arrugó los morros con el típico gesto de asco y desprecio que dedica siempre a quienes no se postran ante su presencia, e hizo como que no entendía el castellano. Cosa muy lógica y coherente en su caso, pues siempre ha dicho que quienes lo hablan son bestias con forma humana.)

Y a continuación, anunció la histórica decisión de trasladar el Govern de la Generalitat al castillo de Peralada, siguiendo el ejemplo del aragonés Benedicto XIII cuando trasladó su corte papal desde Aviñón hasta el castillo de Peñíscola en el s. XV. “Me pienso quedar allí atrincherado, bien provisto de ratafía y carquinyolis, y protegido por mi guardia personal de pacíficos ErreQueErres hasta que marchen todas las fuerzas de ocupación españolas de la sagrada tierra de la República Catalana”.

Aragonés y Torrent seguirán reconociendo a Txorras como presidente; por lo menos, hasta que se pongan de acuerdo en cuál de los dos le da la patada en el culo.

Mientras tanto, el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, y el presidente del Parlament, Roger Torrent, han declarado que seguirán reconociendo a Txorras como único y sempiterno presidente de la Generalitat, por lo menos hasta que acaben de ponerse de acuerdo en cuál de ellos irá de número uno en las listas de Esquerra Republicana en las próximas elecciones al Parlament de Catalunya y puedan por fin pegarle una patada en el culo, que hace tiempo que lo están deseando. Al único a quien de momento descartan como candidato para ocupar el cargo es al Grabielillo Truhán, que, aunque haya demostrado ser una bestezuela bien amaestrada, no deja de ser al fin y al cabo una de esas bestias con forma relativamente humana que farfullan y tuitean en castellano.

Por su parte, el Presidente del Gobierno Español, Pedro Sánchez, ya ha anunciado que mantendrá su agenda de conversaciones con Txorras, sea donde sea que tengan que celebrarse: en el Palau de Sant Jaume, en Peralada, en la cárcel de Lledoners, o en la ciudad de Wuhan aunque estén con la gripe china. “Queremos una solución política para Cataluña, y si eso pasa por entrevistarse con Txorras, nos entrevistaremos. Y no sólo eso, sino que además le llevaremos cochinillo de Segovia y botellas de Anís del Mono, que también lleva en la etiqueta una bestia con forma humana, por si se le acaban los carquinyolis y la ratafía.”

Deja una respuesta