El Papa promoverá la canonización de Ada Colau

News

“Ada podría ser santa: es independentista y, a la vez, no lo es. Y eso un auténtico milagro”, afirma el Santo Padre.

La vida puede ser muy irónica. La alcaldesa que rebautiza una plaza de Barcelona con el nombre de “Plaza de la República” o que retira el busto de Juan Carlos I del salón de plenos del ayuntamiento, será propuesta oficialmente por la Iglesia para un proceso de canonización. Si dicho proceso fructifica, el santoral católico contará con una nueva santa, cuyo nombre está aún por dilucidar, aunque ya se han propuesto varios.

De momento, “Santa Ada del Perpetuo Deshaucio” es el que más probabilidades tiene de éxito, dada la difícil situación que atraviesa España. “Téngase en cuenta que Ada Colau” -argumenta el papa Francisco- “ha realizado el que quizás sea el milagro más increíble que pueda darse hoy día en Cataluña: votó “sí-sí” en la consulta soberanista del 9-N y acudió a la última manifestación del 11 de septiembre, pero a la vez dice no ser independentista y elige a un charnego odiado por el independentismo como Javier Pérez Andújar para hacer de pregonero en las fiestas de la Mercè. Si esto no es un auténtico milagro, que venga Dios y que lo vea, nunca mejor dicho”. Los expertos vaticanos coinciden con la opinión del jefe de la Iglesia: “Dada la polarización que existe actualmente en Cataluña, es humanamente imposible ser independentista y no independentista a la vez. Pero lo que para el hombre es imposible, para el Señor no lo es”, afirmó Monseñor McGuffin, prelado para la Causa de los Santos.

MacGuffin desgranó otras muchas virtudes que señalan a Ada como una mujer en olor de santidad: “Sobre todo, su incansable lucha por los desfavorecidos, que como efecto secundario, menor e indirecto, le ha llevado a ocupar un puesto político como la alcaldía de Barcelona; y que algún día le catapultará sin duda a otro cargo relevante: ser presidenta de la Generalitat”. Algo que -le consta- “ella siempre ha despreciado, ya que, como es bien sabido, su vocación ha sido siempre los pobres y los desahuciados, nunca el ejercicio de la política”.

El prelado para la Causa de los Santos es francamente optimista sobre el desenlace final del proceso de canonización de la alcaldesa de Barcelona: “Aunque la Iglesia no sea del mundo, está en el mundo. Y, sinceramente, Ada viene muy bien recomendada. Tanto la feligresía de la Cataluña profunda -la que se pone la estelada a modo de capa mientras lee el full parroquial (hoja parroquial) los domingos en misa de doce- como los descreídos rojillos de Podemos o Catalunya sí que es Pot, la adoran. Esta dimensión ecuménica, de aunar gentes y voluntades tan diversas, es otra de las razones que avalan su canonización”. El proceso que podría culminar con Ada Colau como nueva santa de la Iglesia Católica puede prolongarse meses, e incluso años.

A partir de ahora, los defensores de la Causa deberán aportar evidencias que prueben la santidad de la candidata. Una de las más importantes, según ha podido saberse, es que “ninguno de los dos bandos en disputa en Cataluña (independentistas y unionistas) la haya corrido nunca a gorrazos”. “La verdad” -sentencia Monseñor McGuffin- “que ni los unos ni los otros la hayan pillado nunca en un callejón oscuro para preguntarle ‘Pero tú… ¿de quién eres?’, es una prueba más que suficiente de que Colau cuenta con la protección de la Divina Providencia”.

Caso de prosperar el proceso, se designaría el nombre oficial de la nueva santa y la fecha del calendario que celebraría su memoria. En cuanto a este último detalle, los miembros de la curia vaticana lo tienen claro: el 9 de noviembre.

Deja una respuesta