Habla la alcaldesa contraria al 12 de octubre

News

“Si los catalanes hubiéramos colonizado América, el 12 de octubre sería un sacramento”

La noticia saltó a todos los medios cuando Dolors Sabater, alcaldesa de Badalona -ciudad de Cataluña charnega y castellanoparlante donde las haya- decidió que el 12 de octubre no fuera festivo en la localidad. Básicamente, la edil fundamentaba su decisión en que era una festividad “colonial, que conmemoraba un genocidio y que  tenía connotaciones franquistas”. La intención del Consistorio era mantener abiertas sus principales oficinas, con servicios mínimos del 50%, ofreciendo a los funcionarios la sustanciosa opción de trasladar la jornada festiva al 9 de diciembre, lo que supondría estirar en un día más el puente de la Inmaculada. Un “gancho” que de nada ha servido, porque el juez de lo Contencioso-Administrativo nº 14 de Barcelona ha estimado la demanda presentada por la Delegada del Gobierno en Cataluña en contra de la decisión municipal. Así, pues, el Ayuntamiento de Badalona habrá de cerrar sus puertas -oh, qué penita- el 12 de octubre.

Es bueno recordar que Dolors Sabater pertenece a Guanyem (el partido de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau) y que accedió al cargo gracias a un acuerdo con el resto de fuerzas de izquierda (PSC, ERC e Iniciativa-EUiA) y de contar con un  voto de Convergència: el de su candidato a la alcaldía.

Sabater, independentista convencida, no se arredró ante la decisión del juez, y se mostró optimista, incluso arrogante en sus declaraciones: “No podíamos hacer otra cosa que intentar prohibir el 12 de octubre. Comprenda que no podíamos hacerle el juego al imperialismo español, que ha masacrado y colonizado a tantos pueblos nativos, entre ellos el catalán. A un aborigen de Bolivia que moría en las minas de plata y a uno de Palafrugell que disfruta del fin de semana en su segunda residencia de Baqueira, les une el mismo pasado de opresión, la marca del mismo látigo”.

Y a continuación, la edil enumeró una por una las múltiples pruebas que evidencian el genocidio humano y cultural cometido por el colonialismo español: “el fichaje de Di Stefano, claramente robado al Barça; los penalties pitados al Real Madrid; el trato periodístico infame hacia Piqué; la decisión de introducir tres horas semanales de castellano en las escuelas catalanas, que obviamente supone la desaparición de la lengua catalana de la faz de la tierra…” Y así hasta 127 actos imperialistas.

Sin embargo, las declaraciones de Dolors Sabater dieron un vuelco inesperado cuando un periodista le preguntó por las acciones imperiales que los catalanes, en su época, llevaron a cabo por todo el Mediterráneo: “Todo es una falacia. Cuando las tropas catalanas surcaban el Mare Nostrum, antes de saquear, violar y esclavizar, primero organizaban un censo, y posteriormente instalaban urnas de madera donde los nativos podían ejercer su derecho a decidir: o muerte o puteo”. La alcaldesa concluyó su argumento afirmando que “una cosa es que te colonice un español casposo, y otra muy diferente que lo haga un catalán, que es, por naturaleza, un ser justo y benéfico. Por eso, si los catalanes hubiéramos conquistado América y en Bogotá se comiera pantomaca, hoy no estaríamos hablando usted y yo de este tema. Porque no hubiera habido nada que prohibir: Somos tan buenos que el 12 de octubre sería un sacramento”.

2 comments

Deja una respuesta