Insurrección general en Badalona

News

10 funcionarios municipales acuden hoy a trabajar.

Pese a la prohibición del juez, el Ayuntamiento de Badalona ha abierto hoy sus puertas al público. Entonces, según fuentes presenciales, ocurrió lo inesperado: oleadas de funcionarios independentistas intentaron tomar al asalto las dependencias municipales, ocupar sus puestos y empezar a distribuir formularios y a sellar frenéticamente todo tipo de documentos e instancias. Se sabe que la cifra de los insurrectos es elevada, en consonancia con la masiva participación (dos millones de personas) que se observa, año a año, en la manifestación soberanista del 11 de septiembre. En concreto son 10 (DIEZ) los funcionarios que, imbuidos de coraje patriótico, han acudido a trabajar.

Aparte de los ediles de los partidos que están de acuerdo en desobedecer la orden judicial. Éstos, no obstante, disuadieron a los trabajadores de comenzar la jornada, ya que “podían incurrir en la comisión de un delito”. “Tranquilos” –les arengó José Téllez, tercer teniente de alcalde, perteneciente a la CUP- “hoy nosotros nos encargamos de todo. Para un día al año que trabajamos, tampoco nos va a dar un cáncer”. Tal como se observa en la foto, el propio Téllez (nombre nada hispánico, por cierto) posó de esta guisa para los medios haciendo trizas el auto del juzgado contencioso-administrativo nº 14 de Barcelona, que establece la obligatoriedad de que el 12 de octubre sea festivo. Mientras tanto, la alcaldesa, Dolors Sabater, se halla en Colombia asistiendo al Congreso de Ciudades y Gobiernos Locales Unidos, que se celebra en Bogotá. Ironías de la vida: Sabater no tendrá más remedio que aguantar el llamado “Día de la Raza”, que es como llaman en aquellas tierras al día nacional de España. “El españolismo me persigue allá donde voy. Esto es un sinvivir”, dicen que exclamó a la entrada del Congreso.

Anécdotas aparte, la situación es grave. A raíz de la sublevación de Badalona, el Gobierno Central ha constituido un mini Gabinete de Crisis integrado por el presidente, Mariano Rajoy, la vicepresidenta, el ministro del Interior y el de Defensa. Por otra parte, el Estado Mayor del Ejército se halla en contacto permanente con el mando de la Región Militar Pirenaica Oriental, pues se sospecha que estos 10 funcionarios independentistas tienen previsto extenderse por la población -la tercera más poblada de Cataluña, con 215.654 habitantes- y ocupar los edificios estratégicos, tales como la Televisión, las comisarías y los centros neurálgicos de comunicaciones. Todo ello, con la intención manifiesta, a lo largo de esta tarde, de proclamar la República Catalana (dentro o no de una Confederación Ibérica, eso ya no lo sabemos) desde el balcón del Ayuntamiento.

“Semejante demostración de fuerza” –ha declarado el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont- “demuestra que el procés no sólo avanza a toda máquina (gracias por la publicidad, ministro Margallo), sino que está a punto de conseguir su objetivo final: ni DUI ni RUI ni DIU ni UI, UI. Queremos ser libres y lo queremos ya. Adelante, soldados de Badalona”.

Deja una respuesta