Elon Musk y Díaz Ayuso enviarán a Marte a los 4000 despedidos de Twitter y a los huelguistas de la Sanidad madrileña

News

«Vamos a mandar a los comunistas a Marte, que para eso es el Planeta Rojo»

El muchimillonario trumpista Elon Musk y la presidenta de la Comunidad de la Estrella Solitaria, Blancanieves-Maléfica Díaz Ayuso, han anunciado hoy un convenio de colaboración para iniciar en breve la colonización de Marte, utilizando para ello –en calidad de «voluntarios forzosos»– a los cerca de 4000 trabajadores recientemente despedidos por Musk de la red social Twitter, así como a todos los huelguistas recalcitrantes de la Sanidad pública madrileña.

El fundador de Space X y de Tesla ha reconocido públicamente que su modelo para la colonización de Marte son las colonias penitenciarias británicas del siglo XIX en Australia, gracias a las cuales pudieron labrarse un prometedor futuro en una nueva tierra llena de riqueza, oportunidades y canguros, gran cantidad de personas humildes y sin recursos procedentes de los barrios populares de Dublín, Liverpool, Manchester o Londres que, de no ser por ello, no habrían tenido otras salidas más que la mendicidad, la prostitución, la delincuencia o fundar un grupo de rock como los Beatles.

«En Marte, las temperaturas medias son de 65°C bajo cero, no existe capa de ozono que proteja de la radiación exterior, la atmósfera es irrespirable y la gravedad es un tercio de la terrestre: no esperarán realmente que se presente voluntaria para esa empresa ninguna persona en su sano juicio que tenga la vida resuelta, ¿verdad?», afirmó el empresario mientras se marcaba unos gráciles pasitos de baile ante los representantes de la prensa.

Para el empresario, además, establecer una colonia en Marte es una oportunidad para «repensar la sociedad» bajo un nuevo paradigma más avanzado, más eficiente y más competitivo que el actualmente vigente. Por ello, junto a sus ex trabajadores de Twitter, ha propuesto también enviar a Marte (con finalidades pedagógicas, por supuesto) al ex candidato a la Casa Blanca Bernie Sanders y a la senadora demócrata Elizabeth Warren, después de que ambos coincidiesen en declarar que los multimuchirrecontramillonarios como Musk deberían pagar más impuestos para contribuir al bienestar de la sociedad y a la reducción de las desigualdades.

Junto a sus ex trabajadores de Twitter, Musk ha propuesto también enviar a Marte al ex candidato a la Casa Blanca Bernie Sanders y a la senadora demócrata Elizabeth Warren, después de que ambos coincidiesen en que los multimillonarios como Musk deberían pagar más impuestos.

Blancanieves-Maléfica Díaz Ayuso, en cambio, ha sido mucho más escueta y contundente al afirmar que todos los problemas de España, de su comunidad y, en general, del mundo mundial, son debidos al empeño de la izquierda en crear malestar social, fomentar el parasitismo y reabrir las heridas de la Guerra Civil, y que eso lo iba a solucionar ella en un pis pas gracias a su amigo Elon. «Vamos a mandar a todos los comunistas tocacojones a Marte, que para eso es el Planeta Rojo, a ver si se dan cuenta de una vez de quién manda aquí y se dedican a dar la murga en otra parte.»

A nivel internacional, el convenio entre Musk y Blancanieves-Maléfica ha despertado gran interés entre otros líderes europeos como la primera ministra frattelliana Georgia DeiMeloni, la cual ya ha anunciado su intención de sumarse al acuerdo y de utilizar los servicios de Space X para enviar al espacio exterior a todos los refugiados libios y sudaneses que los perroflautas de las ONGs se dedican a rescatar cerca de las costas italianas como si no tuviesen nada mejor que hacer con sus vidas y con sus barcos. Aunque también ha afirmado en petit comité que, una vez embarcados, lo mismo le da que los lleven a Marte o que los dejen tirados a medio camino montados en cualquier asteroide, que lo importante es sacárselos de encima sin quedar como el culo delante de la Comisión Europea.

Por otra parte –y haciendo gala de su reconocida conciencia ecológica, que le ha llevado a fundar una empresa de automóviles eléctricos a la vez que a generar toneladas de gases invernaderos con la producción de bitcoins– el magnate/mangante Musk ha insistido también en que la colonización de Marte es una acuciante necesidad ante los graves riesgos que amenazan la vida en la Tierra, tales como impacto de meteoritos, erupción de supervolcanes, estallido de conflictos nucleares o aceleración del cambio climático: “Como ya estamos viendo que el calentamiento global este no hay quien lo pare, y yo menos que nadie por muchos Teslas que venda, al final va a haber que irse a vivir a Marte, que allí hace más fresquito”. Y, para asegurar el futuro de la especie humana, se ha puesto a sí mismo como ejemplo a seguir por los futuros colonos, ya que tiene 9 hijos con tres mujeres diferentes. “Mi próximo proyecto empresarial se va a centrar en el campo de las relaciones sexuales bajo condiciones de gravedad reducida.”

Deja una respuesta